Nuevo etiquetado para la gasolina, diesel y gas en Europa

Nuevo etiquetado para la gasolina, diesel y gas en Europa

Gasolina, diesel y gas para vehículos en Europa. Llega el nuevo etiquetado

Muchos de nosotros aún recordamos cuando se utilizaba la Gasolina Normal 91 y la Gasolina Súper 97. Estas gasolinas comenzaron a desaparecer en el año 2001, para adaptarse a las entonces nuevas gasolinas sin plomo, mucho más respetuosas con el medio ambiente.

Pues bien, con el fin de unificar la normativa a nivel europeo sobre el etiquetado de los productos como gasolinas, diesel, gas, Etc., el próximo 12 de Octubre entrará en vigor el nuevo etiquetado de estos productos.

Este nuevo etiquetado nos permite entre otras cosas, saber la composición del producto que estamos repostando según la información que nos ofrece su etiquetado, y no por el nombre comercial que cada gasolinera quiera aplicarle.

Para ayudarte con el nuevo etiquetado, hemos confeccionado esta breve guía que estamos seguros te será de gran utilidad a la hora de repostar.

El diesel y las gasolinas 95 y 98 desaparecen con este nombre, aunque durante un tiempo, convivirán ambos etiquetados, para poder ir habituándonos más fácilmente a estos nuevos símbolos.

Para comenzar, distinguiremos los diferentes productos según el tipo de símbolo y las siglas de su interior:

  • Cuadrado: Diesel
  • Circulo: Gasolina
  • Rombo: Gas

De este modo, visualizando el tipo de símbolo y las siglas de su interior, podremos saber que tipo de combustible repostamos, independientemente del nombre de la estación de servicio, o del país de la Comunidad Económica Europea en que nos encontremos.

Pero ¿Y las siglas dentro del símbolo, que significan?. Los vehículos nuevos ya vienen con el nuevo etiquetado, así que solo tendremos que revisar la correspondencia con nuestro combustible, si nuestro vehículo no es nuevo.

Símbolos y siglas del nuevo etiquetado
Símbolos y siglas del nuevo etiquetado

Vehículos diesel

Tipo de símbolo: Cuadrado

Los combustibles diesel son de tres tipos, y comienzan por la letra B y X.

  • B7;  Para vehículos que aceptan hasta el 7% de contenido en biodiesel por litro de diesel.
  • B10; Para vehículos que aceptan hasta el 10% de contenido en biodiesel por litro de diesel.
  • XTL; Para vehículos que funcionan con diesel parafínico.

Vehículos a gasolina

Tipo de símbolo: Circular

Los combustibles tipo gasolina también son de tres tipos, y comienzan por la letra E.

  • E5; Para vehículos que aceptan hasta un 5% de contenido en etanol por litro de gasolina.
  • E10; Para vehículos que aceptan hasta un 10% de contenido en etanol por litro de gasolina.
  • E85; Para vehículos que aceptan hasta un 85% de contenido en etanol por litro de gasolina.

Vehículos a gas

Tipo de símbolo: Rombo

Los combustibles a base de gas se dividen en cuatro tipos, según el tipo de gas y su estado.

  • H2; Para vehículos que utilizan Hidrogeno.
  • CNG; Para vehículos que utilizan Gas Natural Comprimido.
  • LPG; Para vehículos que utilizan Gas Licuado del Petróleo.
  • LNG; Para vehículos que utilizan Gas Natural Licuado.

Ahora que sabemos a que corresponde cada símbolo y cada una de sus siglas, solo nos queda saber cual es la correspondencia con nuestro vehículo.

Como comentábamos anteriormente, si nuestro vehículo es nuevo, ya nos vendrá indicado por el fabricante. Pero en el caso de que ya esté matriculado con anterioridad, la cosa se complica un poco más.

Cada estación de servicio o marca de gasolinera (Cepsa, Repsol, BP, etc) nos va a proporcionar equivalencias basadas en sus propios productos, ya que son ellas mismas, a través de sus respectivas petroleras, las que deciden que aditivos y componentes añaden a sus productos.

Lo más recomendable sería preguntar al fabricante de nuestro vehículo, la equivalencia del combustible que utiliza actualmente con el nuevo etiquetado.

De hay que este nuevo etiquetado nos beneficie particularmente, al ofrecernos información sobre el mismo producto independientemente de donde repostemos, siempre deberá tener el mismo etiquetado y por consiguiente, la misma composición.