¿Sabes como conducir ante una riada, con hielo o niebla?

¿Sabes como conducir ante una riada, con hielo o niebla?

Realizar una conducción segura es importante siempre que te subes al coche. Sin embargo, hay circunstancias en las que este tipo de conducción puede ser más complicado. Cuando el clima no resulta favorable puede parecerte muy difícil mantener el coche bajo control. Por ejemplo, en caso de que ocurriese una riada cuando vas conduciendo, podría resultarte más complicado conducir de forma segura.

Por esta razón, a continuación, te mostramos la forma segura de conducir en esas circunstancias: con un incendio forestal, con niebla espesa, hielo en la carretera o una inundación. Hay muchas situaciones que pueden darse mientras conduces y para las que es necesario que te encuentres debidamente preparado. Veamos cómo debes conducir en cada una de ellas.

Cómo conducir en una riada

En una riada o en una inundación resulta importante saber cómo conducir, ya que estar desprevenido puede ser fatal. Los desbordamientos de los ríos y las inundaciones suelen ser frecuentes en las épocas de lluvia, cuando debes tener aun más cuidado. Veamos cómo debes enfrentarte a esta situación.

Lo primero que debemos mencionarte es que si el riesgo es muy alto y no tienes la imperiosa necesidad de conducir, lo recomendable es que te quedes en casa cuando haya un desbordamiento. Pero si ya estás en camino estos son algunos de los puntos que puedes tener en cuenta:

  • Conducir despacio, con la primera puesta para evitar que el motor se moje.
  • Comprobar los frenos para saber que funcionan correctamente y que no se han mojado.
  • Si el motor se para debido al agua, intenta volver a arrancarlo. Si no arranca, enciende las luces para que puedas ser visto por otros conductores.
  • No cruces zonas inundadas, aunque parezca seguro, si la corriente es fuerte puede arrastrar el vehículo
  • El agua suele estar turbia y ocultará el fondo del camino o carretera que atraviesa, pudiendo haber socavado el fondo, haciéndolo más profundo de lo que parece.
  • Si observas que el vehículo empieza a flotar levemente o comienza a hundirse, es momento de abandonarlo, hazlo con la mayor seguridad posible para ti y el resto de conductores.
  • Con 40 centímetros  de agua algunos vehículos ya empiezan a flotar y son arrastrados, a partir de los 60 centímetros, la mayoría de vehículos flotarán y serán arrastrados.
  • Si eres arrastrado dentro del vehículo, sal por la ventanilla o empujando el parabrisas con los pies, la presión del agua no te dejara abrir las puertas, sal siempre a favor de la corriente e intenta acceder a la orilla agarrándote a un sitio seguro.
Cómo conducir en una riada
Cómo conducir en una riada

Conducción en días de niebla espesa

Los días de niebla hacen difícil la conducción porque, muchas veces, no puedes ver ni siquiera el coche de delante. Por tanto, al reducirse tanto la visibilidad, puede resultar muy peligroso. Estas son algunas útiles recomendaciones si conduces cuando hay niebla espesa:

  • El uso de las luces antiniebla. No es necesario que enciendas las luces antiniebla si ves a la perfección el vehículo que está delante de ti. Es más, encendiéndolas podrías molestar a ese conductor. Sin embargo, si no ves las luces de posición del vehículo que se encuentra delante de ti, puedes y debes encender las luces antiniebla para ver mejor.
  • Evita utilizar las luces largas. Muchas personas piensan que, si no disponen de las luces antiniebla, pueden hacer uso de las luces largas para ver mejor. Sin embargo, esto es un grave error. Las luces largas solamente crearán un espejo en la niebla que te hará ver incluso peor. En esa situación, es mejor utilizar las luces de cruce simplemente.
  • Baja la velocidad y, en la medida de lo posible, aumenta la distancia de seguridad. De esta forma, tendrás tiempo de reaccionar si ocurre cualquier imprevisto.
  • Por último, si no hay visibilidad, olvida los adelantamientos. No es necesario tener tanta prisa cuando no ves el coche que tienes delante.
Conducción en días de niebla espesa
Conducción en días de niebla espesa

Conducción en carreteras con hielo

Aunque suene a deporte olímpico, no tiene nada que ver. Conducir cuando la carretera se encuentra helada puede ser muy peligroso. Si no dispones de los elementos necesarios como cadenas, es mejor que des la vuelta y deshagas tu marcha.

En caso de que te encuentres con una carretera helada o comenzando a helarse, estas son algunas de las pautas que puedes seguir para mantener una conducción segura:

  • Conduce de forma suave. Olvida los frenazos a la hora de conducir sobre hielo y realiza movimientos muy suaves, nada de brusquedad. Si no haces movimientos bruscos podrás circular de forma segura sobre el hielo y seguir adelante.
  • Bombea los frenos. Si notas que el coche comienza a deslizarse, no debes clavar los frenos para tratar de quedarte en un sitio. Al contrario, podrás deslizarte incluso más si haces esto. En consecuencia, utiliza los frenos de forma suave para mantener el vehículo bajo control.

En general, todo lo que debes hacer para conducir sobre el hielo si no dispones de los elementos necesarios como las cadenas, es ser suave. Realiza movimientos suaves del volante, acelera de forma suave y, en general, conduce suavemente para evitar problemas con el hielo. 

Conducción en carreteras con hielo
Conducción en carreteras con hielo

Cómo conducir en un incendio forestal

Por desgracia, en verano son frecuentes los incendios forestales por todo nuestro país. Si por casualidad te encuentras en el monte un día que se produce un incendio, o cerca de tu zona ha habido uno, te ayudamos a conducir en esa situación. Veamos qué puntos debes tener en cuenta para conducir en un incendio forestal:

  • Tranquilidad y calma. Evita ponerte nervioso y no actúes rápido y sin pensar. Es importante, sobre todo si te encuentras con tu familia, que permanezcas tranquilo. Hidrátate a ti y a los tuyos y mantente conectado por algún medio para poder contactar con alguien si es necesario.
  • Avisa a otros. Si vienes del área del incendio y otros vehículos se acercan a esa zona, enciende las luces y pon los intermitentes de emergencia para ser visto y avisar de que ocurre algo.
  • Evita que entre aire. Aunque mantenerse hidratado es importante, dejar que entre aire del exterior puede no ser una buena idea. Si en la zona hay humo, es mejor cerrar las ventanillas y los sistemas de ventilación del coche.
  • Si las llamas se acercan, vete. Si ves que las llamas del fuego comienzan a acercarse y te están acorralando, sal del coche cuanto antes y trata de huir a pie del fuego.
  • Sigue las instrucciones. Los servicios de emergencia suelen dar buenas instrucciones cuando ocurre algo como un incendio forestal. Por eso, si eres obediente a estas instrucciones, te irá mucho mejor y podrás salir airoso de esta situación.
Cómo conducir en un incendio forestal
Cómo conducir en un incendio forestal

Desde nuestro taller Multixapa en Palma de Mallorca queremos invitarte a que sigas estos consejos y conduzcas con la precaución debida. De esta forma, evitarás problemas y podrás afrontar con éxito los imprevistos de una conducción con niebla, riada, hielo o un incendio forestal. 

Si necesita realizar tareas de mantenimiento o pintura en su vehículo, solicite presupuesto sin compromiso

Puede solicitar cita previa en los teléfonos:

Tlf: +34 971 90 30 23
Tlf: +34 635 47 63 32

O enviado un formulario de contacto haciendo clic aquí.

Esperemos contar con su visita, estamos en:

Gran Via Asima Nº 28

07009 (Polig. Son Castelló)

Palma de Mallorca – Baleares

(Clic aquí para ver la dirección en el mapa de Google)

Nuestro horario:

De Lunes a Jueves:
De 08:00h a 13:00h y de 15:00h a 18:00h

Viernes:
De 08:00h a 13:00h y de 15:00h a 17:00h